El Valle de la Desesperación

Todo aquel que ha caminado por el valle de la desesperación y ha llegado al otro lado, sabe que, al final, hay semillas de luz que se encuentran en lo más profundo de la oscuridad. Tener esto en mente, nos da un aire de esperanza, nos da un respiro en la sofocación, nos permite tener la certeza de que al otro lado del camino, hay un sol que brilla para nosotros también.

 

En la vida se nos presentan momentos difíciles, oscuros, en los que llegamos a tocar fondo, y que aún y cuando creemos que no puede ser peor, las cosas se ponen aún más difíciles, y sentimos que no podemos más.

 

Es aquí cuando hacemos un alto y respiramos profundo, encontrando nuestro centro, nuestra fuerza interna para bajar más y con esa fuerza renovada impulsarnos de nuevo hacia la luz. Si buscamos, habrán haces de luz, pequeños destellos esperando guiar nuestro camino hacia el otro lado.

 

Están también nuestros amigos y familiares, que si les pedimos ayuda, seguro nos darán luz para salir.

 

Todo momento de oscuridad es oportunidad de buscar, y momentos de desesperación son preámbulos de transformación. No te rindas, no cedas, busca las semillas de luz y emerge más fuerte, más bell@, más sabi@.

 

Namasté.

 

Compárteme tus comentarios…

 

One thought on “El Valle de la Desesperación

  • 22 agosto, 2018 at 11:16 am
    Permalink

    Son preámbulos de transformación!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *