Suculenta pasta de tomate

Colaboración de DORA VALDEZ.

 

PASTA CONCENTRADA DE TOMATE
Rinde: casi un litro

 

INGREDIENTES

  • 3 kilos de tomate (si es orgánico es mejor)
  • Sal al gusto
  • 1 Cucharada de romero fresco
  • 1 Ajo fermentado o crudo sin germen

 

PROCEDIMIENTO

  1. Precalienta el horno a 350F. Ten lista una charola grande con papel para horno o un tapete de silicón para que no se peguen.
  2. Retira el pedúnculo del tomate y con un cuchillo corta la base en cruz.
  3. Coloca los tomates en la charola y mete al horno por 30 a 40 minutos.
  4. Saca la charola del horno y corta los tomates a la mitad, retira las semillas y la piel que ya debe estar suelta. Deja enfriar un poco.
  5. Coloca de regreso los pedazos de tomate en la charola, y vuelve a meter al horno otros 30 a 40 minutos.
  6. Saca los tomates del horno y mételos dentro de la licuadora junto con los otros ingredientes.
  7. Pon la mezcla en molde de cubos de hielo y congela.
  8. Saca la pasta de tomate de su molde y coloca dentro de un contendor sellado. Cuando necesites hacer salsa de tomate, saca los cubos que necesites y diluyes con caldo corto de carne y hueso, o un típico caldo de pollo o verduras.
  9. ¡Disfruta!

 

Notas: puedes no poner ninguna hierba y sazonar hasta que vayas a usar tus cubos de pasta concentrada de tomate. Puedes usar caldo de pollo para diluir tu pasta concentrada de tomate o una salsa normal de tomate.