Tutorial Tittibhasana

Tittibhasana

Tittibha: Insecto, luciérnaga.

Asana: Postura

Tittibhasana: Postura de la Luciérnaga.

Categoría: Postura de Balance de Brazos.

 

Tittibhasana es una postura de balance de brazos que requiere de fuerza, enfoque y perseverancia. Puedes empezar practicándola con blocks debajo de las manos, como lo muestro en el tutorial, inclusive pudieras poner una cobija o cojín entre los blocks para que te de seguridad si te caes.

 

Cómo entrar a la postura:

  • Lleva las manos al piso por detrás de los pies, brazos por dentro de las piernas, y poco a poco traslada el peso de las piernas a los brazos, flexionando los codos y dejando únicamente las puntas de los pies en el tapete (Bhujapidasana).
  • Lentamente extiende las piernas hacia afuera y hacia arriba, separando los dedos de los pies, irradiando hacia afuera a través de las bolas de los pies, y extiende los brazos.
  • Puedes dejarlo así, con las caderas hacia abajo, o bien, levanta las caderas para que queden en línea con los pies. Activa tu espalda alta en hollowback para que eleves la postura, y contrae músculos abdominales y piso pélvico para que puedas sostener bien la postura.
  • Es importante el uso de tus Bandhas, en particular “hasta banda”, para que la postura esté firme en el tapete.

 

Explora:

  • Entrar desde Bhujapidasana.
  • Entrar desde Bakasana.
  • Transicionar a Eka Pada Bakasana.
  • Transicionar a Bakasana.
  • Transicionar a Bakasana y Chaturanga.
  • Transicionar a Bakasana, Parado de Manos y Chaturanga.
  • Transicionar a Eka Pada Koundinyasana.

 

Beneficios:

  • Fortalece brazos, hombros, espalda, y abdómen.
  • Aumenta la flexibilidad de los músculos isquiotibiales.

 

Riesgos Principales:

  • Muñecas, si no se usa hasta bandha.
  • Hombros, si no se hace hollowback, hay que cuidar elevar la caja torácica para protegerlos.
  • Codos, si están hiperextendidos.
  • Espalda baja, si no se usan bandhas.
  • Isquiotibiales, si el cuerpo no está propiamente caliente.

 

Qué tomar en cuenta:

  • Cuidar las muñecas, haciendo hasta bandha, enraizando nudillos, en especial de los dedos índices.
  • Puedes transicionarla a Bakasana, llevando los talones hacia afuera, atrás y arriba, y de ahí a Chaturanga Dandasana.

 

Recuerda que lo importante no es alcanzar a hacer las posturas, lo importante es disfrutar el proceso de lograrlo. Y sobretodo, disfrutar las transiciones entre una postura y otra.

 

Déjame tus comentarios de cómo te fué haciendo la postura. Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *