Vision Board

Colaboración DANIELA ORTIZ

 

Vision board.

 

Marcarse metas y ponerse objetivos para alcanzarlas es esencial para ser feliz, estas son las que le dan propósito a nuestra vida, así como las que nos alientan a seguir adelante en momentos de adversidad.

 

La visión personal es saber qué queremos lograr y establecer el camino de cómo vamos a lograrlo. Al contrario de pensar que es un acuerdo estático, la visión personal es un trabajo continuo, ya que conforme vamos cambiando y cambian nuestras circunstancias de vida, nuestras metas y sueños también cambian. Es un trabajo esencial que impacta directamente a nuestro bienestar integral, ya que es la base desde donde vemos la vida y tomamos nuestras decisiones.

 

El tema de visión personal es muy amplio y existen muchas maneras de trabajarlo.

En este artículo te comparto una herramienta sencilla y bastante poderosa para el trabajo consciente de nuestros propósitos, nos sirve para plasmar y aclararnos el para qué nos levantamos cada día, para qué hacemos lo que hacemos y sobre todo, nos sirve para re-direccionar cuando nos sentimos perdidos.

 

Vision board

 

Un vision board o tablero de visión es una representación visual de tus sueños y metas, está hecho de imágenes, fotos, afirmaciones y frases inspiradoras. Es una herramienta de visualización que resulta poderosa, ya que nos permite ver algo como un hecho verdadero antes de que se haya manifestado, y esto hace que el inconsciente trabaje para hacerlo realidad.

 

El primer paso para hacer tu vision board es tener claridad de lo que quieres lograr; escribe una lista de tus sueños y metas, permítete escribir libremente y sin juicio. Después repásala, ajusta lo que sea necesario (sintetiza, edita, etc.) hasta que te sientas MUY a gusto con tu lista.

 

Unos ejemplos de qué cosas puedes poner en tu lista son: un hábito que quieres establecer, un lugar que quieres visitar, una postura de yoga que quieres lograr, una posición laboral a alcanzar, una solución a cierto dilema, etc.

 

Después, empieza a crear las imágenes de tu lista, puedes buscar imágenes ya hechas (en revistas o internet) o realizarlas (dibujar, recortar, pintar, editar, etc.). También puedes incluir frases que te inspiren, o de tus metas ya realizadas, o de los sentimientos o emociones que quieres lograr.

 

Y por último colócalo en un lugar en donde lo puedas ver todos los días, puede ser en un corcho o en una cartulina, y al final le puedes tomar una foto y tenerlo de fondo de pantalla en tu computadora o en tu celular.

 

¡Y lo más importante: la acción! El vision board nos sirve de inspiración, pero lo más importante – son las acciones – que realizamos cada día que alimentan el camino para mantener o alcanzar nuestras metas.

 

Puedes hacerlo por año, por semestre o por mes, como sientas que mejor te va a servir. Y de vez en cuando revisa tu lista, para ver si hay algo que ajustar, cambiar, o simplemente tachar de realizado, tu intuición te dirá cada vez que sea necesario.

 

 

Daniela Ortiz

Psicología Humanista

E-mail: danielaortizmx@gmail.com